¿Recuerdas a Pedro?

En el artículo anterior te relaté el inicio de su historia, quien inicialmente entró al mundo del Marketing de Afiliados -siendo uno de tantos Newbies– con la absurda mentalidad de ganar dinero rápido y -lo peor- ¡Sin esfuerzo!

Luego de tanto batallar y recibir «golpes y porrazos», Pedro FINALMENTE entiende que para tener éxito en el marketing de afiliación  se debe aplicar la estrategia triple «G» -Y no se trata del punto aquél. NO 🙂 -. Es decir: Ganar-Ganar-Ganar. Estrategia esta que favorece a TODOS y cada uno de los involucrados en el negocio (Pedro incluido). A saber:

  • Blog de Pedro: Plataforma de promoción, lo que le da visibilidad en el amplio e infinito océano de Internet.
  • Empresa fabricante / dueña del producto: Logra promover y captar clientes que compren sin que implique de su parte esfuerzo alguno (El único «esfuerzo» ha sido pagarle a Pedro su comisión respectiva.
  • Cliente que lo adquiere. Escucha la recomendación que Pedro le da, compra el producto y ve satisfecha una necesidad o carencia.

Es entonces, a partir de acá, cuando comienza a comprender que sí puede sacarle un mejor provecho a su blog.

Ahora bien, tal vez me digas en este momento:

 


Perfecto, Edgady, pero… ¿Cómo lo hizo?


 

Ya te digo las conclusiones de todo lo que llevó a cabo… Pero, ¿sabes lo maravilloso de todo? Pedro NO invirtió ni tiempo ni dinero en la creación de ese producto

Su única acción: promoverlo.

Dicho esto, ahora sí, las conclusiones claves.

 

 

1.  – La lista. Pedro no contaba entonces, al inicio, con el activo nro uno del negocio online, sea cual sea el nicho a abarcar: LA LISTA. Cuando entendió que era eso lo que le faltaba, entonces, comenzó a levantarla con la ayuda de un autorespondedor, aunado a estrategias de captación de datos.

2.– Pedro entendió que es crucial el recomendar (productos que sean relevantes para su avatar/mercado. Es decir, debe haber coherencia entre tu mercado, sus necesidades y lo que promocionas. Este debe ser un factor sine qua non a considerar siempre. ¿Entiendes? Te lo explico más claro: si estás en el nicho de cómo hacer dinero en Internet, NO puedes promover un producto para la pérdida de peso. Esto no despertará ningún interés en tu público objetivo.  

3.– Pedro entendió que, como afiliado, debe utilizar productos para luego recomendarlos. Así es que se juega en esto.

Hoy en día, Pedro NO promueve productos o servicios que desconoce o no prueba.

En mi caso particular, al igual que él acostumbro recomendar productos o servicios que utilizo. Y así como es de versátil y cambiante el mercado, también lo son las recomendaciones que hago. Es perfectamente válido y nada pasa. No hay rigidez en esto.

4. – En el marketing de afiliados, Pedro ha dejado de insistir en que sus clientes compren sólo porque lo recomienda. Ahora..,

  • Conoce el producto o servicio que promociona
  • Conoce las limitaciones /debilidades / fortalezas de todo producto / servicio que promueve.
  • Sabe a quién va dirigido cada producto y para quien no representa una solución u opción viable.

 

5.– Todo lo que brilla no es oro. ¿Recuerdas que mencioné que el blog de Pedro parecía un verdadero CIRCO?

Pues, Pedro ya «sentó cabeza» en ese sentido y a la hora de promover…

  • Se olvidó de banners animados, flashes o pop-ups (Ventanas emergentes). Esto hace «estridente ruido visual» para quien visita cualquier sitio. Entendió que es mejor emplear enlaces en partes claves de un artículo para su blog.

 

  • Aprendió a NO abusar de los Enlaces de Afiliación. Ya sabe que el que aparezcan dos veces, de manera estratégica es más que perfecto.

 

6. – Transparencia. Pedro aprendió a ser honesto en cuanto a los productos que promueve.

Como ves, Pedro no se rindió y pronto dejó de ser un desastre como newbie dentro del marketing de afiliados para convertirse en alguien de autoridad dentro de su nicho de mercado.

Ahora te toca a ti…

¡Vamos! Es hora… ¡A poner acción!

Edgady Aponte